Guerra Civil

LA GUERRA CIVIL EN GRANADA: LOS REFUGIOS

La Guerra Civil causó estragos en la población granadina que tuvo que usar los refugios subterráneos para salvar su vida.

¿Sabías que al inicio de la Guerra Civil no se construyeron grandes refugios en Granada?

Las características arqueológicas de Granada hacían imposible que pudieran construir grandes refugios en la Guerra Civil, por lo que los ciudadanos aprovechan espacios ya existentes como: sótanos, aljibes o alcantarillas para construirlos debido a que hace que se refuerce la seguridad de estos, haciéndolos así más habitables y de fácil acceso a su interior.

Guerra Civil
Bunker contra artillería en Moclín. Fuente: Aratispi Patrimonio.

Muchas personas dejaban la ciudad a causa de los bombardeos sobre la capital de Granada que fueron frecuentes al comienzo de la Guerra. El ejército, al ver que los ataques eran inminentes y necesitaban proteger a la población, empezaron a crear refugios que estaban debidamente señalizados. Además, tenían sus propias alarmas y su propio protocolo a la hora de entrar a un refugio cuando se cernía sobre ellos la amenaza de un bombardeo. Todos los edificios tanto públicos como privados estaban obligados a tener su propio búnker.

Los refugios de mayor aforo (como podía ser la caja de previsión social) eran de hasta 1.200 personas. Estos se caracterizaban por estar debidamente identificados con tablillas blancas y letras rojas en donde se podía leer la palabra “Refugio”.

Guerra Civil
Refugio antiaéreo en Guadix. Fuente: ABC Andalucía.

En las casas de particulares y vecinos instaron a que habilitaran pequeños búnkeres. Esos refugios estaban construidos con hormigón para hacerlos más efectivos a la hora de empequeñecer el efecto del impacto y la onda expansiva. En las casas de vecinos se solía escoger como un supervisor del refugio, que era elegido por votación popular.

Guerra Civil
Refugio en Llanos del Fraile – Nívar (Alfacar). Fuente: Aratispi Patrimonio.

Ellos tenían toda la responsabilidad y toda capacidad de decisión en el edificio en el momento que comenzaba un ataque, también se encargaba de cerrar la llave del gas para que no hubiera riesgos de explosión. Tenían el deber de seleccionar el nicho que los vecinos debían ocupar en el refugio, y si no había espacio para todos se encargaba de decidir quién entraba y quién no.

Hoy en día, muchos de estos refugios pueden ser visitados, así que, animamos a todo el mundo a conocer todos los secretos que alberga los edificios y subsuelo de la ciudad de Granada.

Fuente: Ideal.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?