rio

LAS INUNDACIONES EN EL SACROMONTE

La lluvia incesante durante 1963 provocó un gran desastre. Gran parte del Sacromonte quedó destruido y su identidad cambió para siempre.

Las inundaciones que se produjeron en el Sacromonte en 1963 cambiaron para siempre la vida de las gentes que habitaban este pintoresco lugar.

El Sacromonte es conocido por sus famosas cuevas flamencas que atraen a los turistas a este pintoresco barrio de Granada. Sin embargo, lo que pocos saben es que el Sacromonte antes estaba mucho más lleno de vida. En concreto antes del desastre que vino con las inundaciones de 1963.

Inundación
El río Genil a su paso por Camino de Ronda 18 de febrero de 1963. Fuente: Torres Molina / Archivo de Ideal.

Durante tres meses, las lluvias fueron las protagonistas en la capital, siendo el Sacromonte la zona más afectada debido al tipo de viviendas en las que habitaban: las cuevas. Hubo historias trágicas que fueron clave para el desalojo de los vecinos de este barrio humilde, como la de la muerte de un padre y su hijo de tres años, sepultados por su propia cueva que finalmente se vino abajo.

Los testimonios de las personas que tuvieron que irse de sus casas, como Curro Albayzín, ponen en valor lo difícil de la situación. Se tuvo que dar cobijo a 7000 personas aproximadamente que fueron evacuadas a albergues, barracones y otras viviendas provisionales pero que continuaron durante años. Fue tal la tragedia, que incluso Franco se personó allí, visitando a las familias que tuvieron que abandonar su hogar.

Inundación
Un bombero carga con el colchón de una familia afectada por las inundaciones de 1963. Fuente: Ideal.

Finalmente, se dijo que se construirían viviendas dignas en la zona norte de Granada en un plazo de un año y medio, pero la realidad fue que tardaron veinte. Por lo tanto, en vez de arreglar el Sacromonte, construyeron otro barrio para albergar a estas personas, el cual se convirtió en la residencia definitiva de muchas de ellas debido a las comodidades que este ofrecía. Encontraron elementos tan básicos como la luz y el agua en estas nuevas viviendas que no tenían ni se les ofreció en el Sacromonte, así que la mayoría decidieron quedarse ahí.

Actualmente, este barrio sigue siendo muy turístico, pero difícilmente volverá a ser lo que era antes tras el gran desalojo forzoso de 1963.

Fuente:

Granadaimedia

Ideal

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?